Alza histórica del cobre impulsada por recortes en la producción china

El mercado del cobre ha registrado un hito significativo al alcanzar su nivel más alto en 14 meses, superando los 9.300 dólares por tonelada. Este aumento se atribuye a varios factores, incluidos los crecientes riesgos de oferta y las expectativas de una recuperación económica global. Además, la decisión del presidente de la Fed, Jerome Powell, de reconsiderar posibles recortes en las tasas de interés ha contribuido al impulso alcista del cobre.

Uno de los principales impulsores de este repunte es el anuncio de recortes en la producción de cobre por parte de las principales fundiciones de China, que planean reducir su producción en un 5-10%. Estas fundiciones, responsables de más de la mitad de la producción mundial de cobre refinado, están respondiendo a los altos precios del mineral en bruto y a la disminución de la oferta, lo que ha llevado a las fundiciones a pagar precios sin precedentes por el cobre crudo.

Las perspectivas para el cobre son cada vez más optimistas, con expertos que pronostican un aumento del precio del cobre en más del 75% en los próximos dos años. Este pronóstico se basa en las interrupciones en la oferta minera y en el aumento de la demanda, especialmente en el sector de las energías renovables, que está experimentando un rápido crecimiento a nivel mundial.

El apoyo internacional a la expansión de la capacidad de energía renovable, como se evidenció en la reciente conferencia COP28 con la participación de más de 60 países, también ha impulsado el optimismo del mercado. Instituciones financieras como Citibank y Goldman Sachs respaldan estas perspectivas alcistas, previendo una mayor demanda de cobre en los próximos años y precios que podrían alcanzar los 10.000 dólares por tonelada en el corto plazo.